28/09/2021 - Edición Nº1028

Editorial | 13 jun 2021

ACTUALIDAD

Perú: ganó Pedro Castillo, pero el fujimorismo embarra la cancha

Los datos de la entidad electoral peruana confirmaron el triunfo del candidato de Perú Libre. Fujimori, su contrincante, ha denunciado fraude, aunque los organismos y observadores internacionales que participaron aseguran que fue un proceso transparente. “Las protestas de Keiko Fujimori son absolutamente infundadas. Está preparado el terreno para que el gobierno llegue debilitado”, aseguró a Revista 2016 Oscar Laborde, presidente de la Observatorio de la Democracia del Parlamento del Mercosur, una de las misiones electorales que estuvo presente.


Por Lilibet Enriquez y Héctor Bernardo

Pedro Castillo es el nuevo presidente de Perú. Un maestro rural, dirigente social y sindicalista de la izquierda peruana fue electo como mandatario de ese país. Según los datos publicados por la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), con el 100% de las actas procesadas, el candidato por Perú Libre ganó la segunda vuelta electoral con el 50.17%  de los votos, frente al 49.82% que obtuvo su contrincante por el partido Fuerza Popular, Keiko Fujimori.

A través del portal web habilitado por la ONPE para mostrar el proceso de escrutinio, se precisa que Castillo obtuvo 8.810.557 votos y  Fujimori 8.747.951. El jefe de ese organismo, Piero Corvetto Salinas, informó que están pendientes las actas del Jurado Especial de Elecciones (JEE) para concluir con el proceso de cómputo de votos y aseguró que fue “una elección segura, tranquila, limpia y transparente”.

La candidata de Fuerza Popular, quien también perdió las elecciones presidenciales en 2011, frente a Ollanta Humala, y en 2016, frente a Pedro Pablo Kuczynski, ha realizado denuncias sobre supuestas irregularidades en el conteo de los votos. Para Fujimori no solo estaba en juego la presidencia de Perú, sino evitar un enjuiciamiento por lavado de dinero, organización criminal y obstrucción a la justicia en un caso vinculado a Odebrecht. Delitos por los cuales un fiscal ha solicita más de 30 años de prisión contra Keiko Fujimori, quien de haber llegado a la presidencia lograría inmunidad.

En consonancia con la entidad electoral peruana, el actual mandatario de ese país, Francisco Sagasti, ratificó que el reporte de organismos electorales sobre la segunda vuelta advierte un proceso ordenado y tranquilo, sin ningún hecho que justifique denuncias de fraude. El jefe de Estado aseguró que los informes de organismos y observadores internacionales electorales a los que ha tenido acceso, antes y después de la segunda vuelta, indican que la elección se desarrolló de manera limpia y transparente.

“El Observatorio de la Democracia del Parlamento del Mercosur (ODPM) estuvo en dos misiones electorales en Perú, en la primera y segunda vuelta. El proceso fue ordenado, transparente y no hubo nada que advertir. Considerando la pandemia, hubo una buena participación, de un 70% en la primera vuelta y ahora de un 76%. Incluso la mayor ausencia se dio en el exterior, en el voto extranjero, que es una cantidad importante: vota un millón de personas de los 19 millones de votantes en general”, explicó a Revista 2016 Oscar Laborde, diputado del Parlamente del Mercosur (ParlaSur) y Presidente del Observatorio.

“Castillo ganó, los números ya son determinantes. Tanto el ParlaSur, como la Organización de Estados Americanos  (OEA) y todos los observadores internacionales ya hemos dado el informe. Las protestas de Keiko Fujimori son absolutamente infundadas. Está preparado el terreno para que el gobierno llegue debilitado. En pocos días se tendrá la oficialización de lo que ya es un hecho”, aseguró Laborde.  

El parlamentario dijo que los resultados de la primera vuelta ya habían sido una sorpresa “porque el sistema político se preparaba para intentar suplantar a Vizcarra y su gobierno con uno del establishment. Fueron novedades la presencia de Keiko Fujimori, que de alguna forma está enfrentada con el establishment por su estilo fascista, desarrollado incluso durante la gestión del padre, y por supuesto la aparición de una izquierda como la de Pedro Castillo”.

“Castillo representa al Perú ignorado, olvidado, humillado, invisibilizado, a esa izquierda rural que es la mayoría del pueblo. Esa es la condición de Pedro Castillo, el interior pobre, de Los Andes, de la selva, de las sierras, abandonado por el Estado y desatendido por las expresiones de la centro izquierda, que no han podido ver ese Perú y se han concentrado mucho en las reivindicaciones más bien de las clases medias urbanas”, afirmó Laborde.

Y agregó que, aunque todavía “es una incógnita cómo será su gobierno, es un dato muy importante que a un luchador, a un hombre de lo más profundo del pueblo se lo vote para que presida un país tan aristocrático como es Perú”. 

Luego de conocerse los resultados, diversos dirigentes del mundo han manifestado sus felicitaciones a Castillo. Entre ellos el mandatario argentino, Alberto Fernández, quien escribió en la red social Twitter que se comunicó con el presidente electo de Perú: “Le expresé mi deseo de que unamos esfuerzos en favor de América Latina. Somos naciones profundamente hermanadas. Celebro que el querido pueblo peruano enfrente el futuro en democracia y con solidez institucional”.

El presidente de Bolivia, Luis Arce, aseguró que su nación “se une a la celebración del pueblo peruano y felicita al hermano Pedro Castillo, Presidente electo del Perú, país con el que compartimos historia y cultura. La Patria Grande suma fuerzas para continuar la lucha por un mañana con justicia e igualdad para los pueblos”.

En un comunicado, el Gobierno de Nicaragua precisó que sostuvieron una conversación telefónica para felicitar “a todos los hermanos peruanos, a través del compañero profesor Pedro Castillo, a quien saludaron con orgullo y cariño nuestroamericano y caribeño”.

Luiz Inácio Lula Da Silva, expresidente de Brasil, desde su cuenta en Twitter también saludó al pueblo peruano y felicitó al candidato del partido Perú Libre: “El resultado de las urnas peruanas es simbólico y representa un avance más en la lucha popular en nuestra querida América Latina”.

También la exmandataria brasileña Dilma Rousseff saludó al presidente electo y afirmó que “su victoria sobre la extrema derecha es un estímulo para las fuerzas progresistas latinoamericanas. Castillo representa la esperanza de los campesinos, indígenas y trabajadores peruanos”.

Por su parte, el expresidente de Ecuador, Rafael Correa, publicó en esa red social: “Y Perú tiene un nuevo presidente, un sencillo maestro rural. Hay que tenerle miedo a los sencillos, miren lo que hizo Lula o Evo. ¡Hasta la victoria siempre, presidente Castillo!”.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias