28/09/2021 - Edición Nº1028

Internacional | 26 ago 2021

ENTREVISTA

Kreyness: “Es increíble que la Unión Europea reconozca al Talibán, pero no al gobierno legítimo y constitucional de Nicolás Maduro”

En diálogo con Revista 2016, el analista político y secretario de Relaciones Internacionales del Partido Comunista de Argentina, Jorge Kreyness, analizó la situación de Afganistán luego de la retirada de las tropas estadounidense que ocupaban ese país desde el año 2001 y el regreso del control del Talibán, la respuesta de las grandes potencias mundiales ante este nuevo escenario y la posición en la que queda Estados Unidos ante la comunidad internacional luego de 20 años de guerra.


Por: Lilibet Enriquez y Héctor Bernardo

 

Jorge Kreyness, analista político y secretario de Relaciones Internacionales del Partido Comunista de Argentina, dialogó con Revista 2016 sobre la retirada de las tropas norteamericanas de Afganistán, luego de dos décadas de invasión por parte de Estados Unidos y la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) a esa nación de Medio Oriente.

El país vuelve a estar bajo control Talibán, los militares norteamericanos abandonaron Kabul y el presidente Ashraf Ghani salió del país. El pueblo afgano, víctima de 20 años de guerra, con miles de civiles muertos, de desplazados y refugiados, desde que el entonces presidente estadounidense George W. Bush bombardeara y ocupara Afganistán, luego de los ataques terroristas contra las Torres Gemelas, quedó en medio de la crisis y la inestabilidad.

- ¿Qué implica para Estados Unidos la retirada de sus tropas de Afganistán, después de dos décadas de invasión?

- Es una derrota tremenda del imperialismo de Estados Unidos, que tiene una crisis de hegemonía muy grave, una crisis de dominación. Este hecho pone a la luz de una manera muy aguda esa realidad. Una realidad que tiene implicancias en el territorio de Afganistán, pero que tiene mucha repercusión también en la política  interna de Estados Unidos y que debilita al gobierno estadounidense ante el mundo y ante su situación interna. No solamente por las críticas de Donald Trump y de los republicanos, sino también porque pone de manifiesto la debilidad del propio sistema y su política de fuerza a nivel internacional.

- ¿En qué contexto se da esta derrota del imperialismo estadounidense?

- La situación mundial no es la misma que la que existía en el surgimiento del Talibán, cuando fue respaldado por Estados Unidos para luchar contra la Unión Soviética, ni es la misma situación que se produjo cuando Estados Unidos pierde control sobre el Talibán y pasa a respaldar a la facción que ahora debió abandonar el país. De manera que ahora Estados Unidos queda con una debilidad muy fuerte en esa región, especialmente desde el punto de vista militar, pero también desde el punto de vista político y diplomático.  

En esas circunstancias, hoy tenemos el reconocimiento de la Unión Europea (UE) al Talibán. Puede ser porque necesitan el opio, pero es increíble que la Unión Europea increíblemente reconozca al Talibán, pero no al gobierno legítimo y constitucional de Nicolás Maduro en Venezuela. O sea, no sé cuáles son los principios que llevan adelante la política exterior de la UE.

- ¿Cómo respondieron Rusia y China?

- La diplomacia rusa y la china han entrado rápidamente en acción y han establecido relaciones (que seguramente tenían de antes con el sector Talibán). Especialmente China tiene para ofrecer algunas cosas. Por ejemplo, integrar más a Afganistán a la Nueva Ruta de la Seda, vacunar a la población para inmunizarla, lo que fortalecería mucho al gobierno afgano del Talibán y, si los talibanes muestran algún espíritu de gobernar y conducir ese país y de alguna manera favorecer al propio pueblo afgano, seguramente las posibilidades de una relación comercial, económica y de integración con la República Popular China, lo que sería muy conveniente para ese gobierno Talibán. Esto indica que el mundo actual no es igual al de hace 20 años y que, objetivamente, al margen de las tremendas diferencias políticas, ideológicas y de filosofía, es posible que esas relaciones Afganistán-China produzcan un cambio interesante en la situación.

- ¿Qué se puede esperar del futuro de Afganistán bajo control talibán?

- Desde el punto de vista interno, el nuevo gobierno, constituido a medias o muy parcialmente, está dando ciertas imágenes de moderación, diciendo que no va a ser asiento de grupos terroristas, que no va a atacar a otros países desde su territorio, que van a respetar a la mujeres, pero enseguida agregan sobre la base del islam, y otras cuestiones parecidas. Habrá que ver cómo evoluciona la situación y si se estabiliza bajo el gobierno Talibán o continúa el país en medio de conflictos y situaciones críticas.

- ¿Estados Unidos podría intentar tener algún control sobre el país de Oriente Medio en este nuevo escenario?

- Acerca de los norteamericanos, aparece la inquietud de si este tipo de retirada no está pensada para la generación de caos en la región  y un regreso, partiendo de que la ausencia de Estados Unidos es lo que produce la crisis y entonces volver a llegar a Afganistán nuevamente. No sé si con formas militares o con algún otro tipo de estrategias de menor intensidad, que están en las políticas actuales de Estados Unidos en cuanto a las guerras no convencionales.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias