27/11/2021 - Edición Nº1088

Economía | 22 oct 2021

ACTUALIDAD

Fondeo para pymes camino a la reactivación productiva post pandemia

Las líneas de crédito en bancos públicos y privados con tasas subsidiadas para financiar capital de trabajo, compra de bienes de capital, toma de personal y exportaciones. Qué empresas pueden aprovecharlas y cuáles son los requisitos, montos, tasas y plazos.


Por: Patricio Ballesteros Ledesma

 

“No podemos hablar de desarrollo sostenible desde el subdesarrollo”, fue una frase sintética y contundente de José Ignacio de Mendiguren, cuando a fines de mayo disertó online en la 51° Asamblea General de ALIDE (Asociación Latinoamericana de Instituciones Financieras para el Desarrollo), que contó con la participación de bancos regionales y globales.

En ese marco, el presidente del Banco de Inversión y Comercio Esterior (BICE), propuso que la “nueva normalidad” financiera de la post pandemia debe ser anti-cíclica, más inclusiva, sustentable y solidaria. Además, remarcó que “la banca de desarrollo deberá cumplir un papel innovador y orientador del resto del sistema y trabajar en la integración económica y productiva de la región”.

En la misma línea, en la primera Cumbre Mundial de Bancos de Desarrollo realizada en París el año pasado, el Presidente Alberto Fernández expresaba: “La banca pública está llamada a jugar un papel central en la reconfiguración de un sistema sociopolítico y productivo más inclusivo y más sostenible”.

En concreto, desde el inicio de su gestión, el Gobierno abrió 30 líneas de financiamiento destinadas a pequeñas y medianas empresas de todo el país, por un monto de $225.868 millones, que permitieron el sostenimiento de la actividad productiva a nivel federal durante el ASPO por la Covid-19, y aún impulsan su recuperación con vistas a la salida de la pandemia.

[Prorrogan créditos para mipymes hasta fin de año]

Un informe de la Secretaría de Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores (Sepyme), detalla que en el primer semestre de 2021 otorgó 658.712 créditos, a través de las 31 líneas de financiamiento oficial, para las que dispuso un fondeo total de $230.000 millones.

De ese volumen, el monto que ya se acreditó en las cuentas de los tomadores ronda los $160.000 millones, que equivale a casi medio punto del PBI. Pero dadas las circunstancias, ahora se decidió prorrogar la vigencia hasta el 31 de diciembre de una decena de líneas de financiamiento para micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), destinadas a capital de trabajo y proyectos de inversión productiva.

La extensión del plazo para presentarse, aprobada por los comités del Fondo Nacional de Desarrollo Productivo (FONDEP) y del Fondo de Garantías Argentino (FOGAR), incluye también a los créditos a tasa 0% en el primer año para sectores críticos, como cultura, turismo y gastronomía.

Además, se extendió el plazo de las líneas en pesos y en dólares para financiar exportaciones a la República Popular China, en conjunto con el banco ICBC.

Las líneas, todas con tasa subsidiada desde el Estado, apuntan a incentivar la inversión y la creación de empleo, generar nuevas exportaciones con valor agregado y acelerar la digitalización de procesos productivos.

[Políticas públicas para apuntalar el empleo]

En todos los casos, se trata de créditos que funcionan bajo la órbita de la Sepyme y cuentan con tasa subsidiada inferior al 25%, a través del FONDEP y con respaldo del FOGAR.

Su titular, Guillermo Merediz, remarca que el Gobierno “está recuperando programas y políticas públicas que habían sido desfinanciadas, sobre todo las políticas productivas vinculadas a las pequeñas y medianas empresas que son las que crean el 70% del empleo en la Argentina”.

Para reforzar la viabilidad de estas opciones, a mediados de octubre el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y el presidente del BCRA, Miguel Ángel Pesce, presentaron el Consejo Nacional de Garantías para la inclusión financiera de las pymes, que tendrá como objetivo generar políticas y planes tendientes a impulsar el otorgamiento de avales para robustecer su acceso al crédito.

Es bueno recordar que al comienzo de la pandemia, y ante la necesidad de generar una herramienta rápida para facilitar la inclusión financiera, el Poder Ejecutivo implementó refuerzos para la capitalización del FOGAR, que tenía apenas $1.000 millones integrados y hoy ronda los $140.000 millones.

Este fondeo de emergencia, que hoy continúa y se refuerza de acuerdo a las necesidades y posibilidades presupuestarias, representó un aliado necesario y un cambio estructural para el esquema de financiamiento nacional.

“Esa decisión política del Presidente de la Nación permitió inyectar un nivel de liquidez en el sector de los micro, pequeños y medianos empresarios, monotributistas, pequeños contribuyentes y autónomos”, recordó el ministro en la presentación. “En el caso de no haber existido, hubiera implicado un daño mayor, un corte en la cadena de pagos, quiebras masivas y un problema severo de afectación de la producción y el empleo en el país”, concluyó.

[Oferta diversa de líneas de financiación vigentes]

Las líneas de créditos subsidiados con tasa 0 en el primer año para las mipymes culturales de hasta $7 millones y para mipymes, monotributistas y autónomos dedicados al turismo, que buscan financiar capital de trabajo y gastos de evolución no cobran interés por el subsidio del FONDEP desde la cuota 1 a la 12 y luego la tasa alcanza al 18% desde la cuota 13 a la 24, y cuentan con garantías del FOGAR en un 100%.

Además hay una línea, con un fondeo total de $1000 millones, para adquirir bienes que permitan el acondicionamiento de bares y restaurantes para mipymes, monotributistas y autónomos. Los montos varían según el tipo de contribuyente y el plazo de devolución hasta 36 meses, con un año de gracia. La tasa de interés es 0%, durante los primeros 12 meses y luego de 10% hasta finalizar el plazo del crédito, y está bonificada por el FONDEP. El total del crédito lo avala Garantizar y el FOGAR reafianza el 75% del monto.

Créditos directos del FONDEP, sin intervención bancaria, destinados a cooperativas, micro y pequeñas empresas certificadas. Esta opción financia desde $200.000 hasta $15 millones por proyecto, con un plazo de hasta 7 años y una tasa nominal anual fija del 18%.

Línea LIP pymes, con un cupo total de $20.000 millones y vigente en 25 bancos públicos y privados, destinada a adquisición de bienes de capital, construcción y ampliación, que permitan llevar adelante inversiones productivas y generen empleo. Pueden solicitarlos mipymes y cooperativas de los sectores industrial, agroindustrial y servicios industriales para financiar proyectos de hasta $70 millones por empresa.

Cuenta con un plazo de 5 años, 6 meses de gracia y una tasa de interés bonificada por el FONDEP del 25% los primeros dos años, con bonificaciones adicionales para pymes exportadoras y empresas lideradas o propiedad de mujeres. Desde el segundo año, la tasa sube al 30% para todos los tomadores.

[Inversiones productivas en varias provincias]

Línea de Inversión con BNA: Destinada mipymes dedicadas a la actividad manufacturera con una tasa subsidiada del 22% para pymes y 24 % para grandes empresas. El monto máximo para mipymes por crédito es de $50 millones y de $250 millones para grandes empresas. El plazo es de hasta 36 meses, con 6 meses de gracia. La bonificación de tasa es vía FONDEP: 12% durante el plazo total del crédito.

Líneas de Desarrollo Federal Capital de Trabajo: con cupos por provincia de $200 millones en créditos para capital de trabajo de un monto por mipyme equivalente a 2,5 meses de ventas, con un máximo de hasta $2 millones y tasa del 9,9% subsidiada por el FONDEP y el gobierno provincial. Esta línea está disponible en Chaco, Entre Ríos, La Rioja, Neuquén, San Juan, Santa Cruz, Río Negro y en breve en Salta, por hasta $200 millones en cada jurisdicción.

Líneas de Desarrollo Federal Inversión Productiva, con cupos por provincia de hasta $400 millones para créditos de inversión productiva de hasta $20 millones, destinados a pymes y cooperativas de los sectores industrial, agroindustrial y de servicios industriales. A esta línea adhirieron las provincias de Chubut, Catamarca, Jujuy, Tierra del Fuego, Misiones, La Pampa, San Juan, Santa Fe y, próximamente, lo harán Tucumán, Formosa, Entre Ríos y Mendoza.

Impulso Mujeres: la línea del Banco de la Provincia de Buenos Aires destinada a proyectos de inversión de mipymes bonaerenses lideradas por mujeres. Los créditos tienen un plazo de 5 años, con 6 meses de gracia y una tasa subsidiada por el FONDEP de 22% durante los primeros 24 meses y luego del 30%. Financian hasta $20 millones por pyme y cuentan con respaldo de garantías conjunto entre el FOGAR y el Fondo de Garantías de Buenos Aires (FOGABA).

Por fuera de la secretaría, pero también destinada a las mipymes, el BICE ofrece créditos de hasta $75 millones para impulsar la reactivación productiva. El plazo de devolución es de 7 años con dos de gracia y la tasa de interés varía entre 15 y 24% en los primeros tres años. Para las exportadoras a Brasil, el monto máximo es de $50 millones y la bonificación suma 2% adicional en la tasa.

[Subsidio salarial y de aportes para las juventudes]

También se presentó a mediados de octubre el programa “Te Sumo”, que beneficiará a las mipymes que contraten jóvenes con una liberación del pago de las cargas patronales por hasta cinco años. El Estado además les otorgará un apoyo económico, que cubrirá el pago de hasta un 70% del salario, durante los 12 meses siguientes al alta laboral.

Esta iniciativa está orientada a jóvenes de entre 18 y 24 años, con secundario completo. El aporte estatal por cada salario se adecuará al tamaño de la empresa y será mayor, en el caso de que se contraten mujeres y personas con identidad no binaria.

Como otra forma de acercar a las juventudes y las empresas, el año pasado se financió la creación de 49 Centros Universitarios Pyme en todo el país, y se brindó apoyo a proyectos en 65 agencias de desarrollo y centros de servicios empresariales, con un monto total de $350,7 millones.

En el informe de la Sepyme de mitad de año ponen en contraste la política que están desarrollando, que supone un “direccionamiento parametrizado pero masivo, para lograr que los créditos, la asistencia y la política lleguen a los destinatarios correctos, en comparación con el modelo previo”. Y recuerdan que, “en el período comprendido entre 2018 y 2019, desde la secretaría sólo se otorgaron 4.086 créditos".

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias