14/08/2022 - Edición Nº1348

Internacional | 27 nov 2021

ACTUALIDAD

Bolivia marcha por la Patria

En apoyo al gobierno de Luis Arce y en respuesta a las amenazas golpistas de la oposición, sectores populares de ese país recorren de 200 kilómetros, desde Caracollo hasta La Paz, resistiendo la lluvia y el frío. Se espera que lleguen a la capital boliviana el lunes 29 de noviembre, en medio de una multitudinaria manifestación en defensa de la democracia. “Esta marcha es decisiva para enfrentar el paramilitarismo fascista de Santa Cruz, que intenta ganar la impunidad por los crímenes cometidos durante la dictadura de Áñez”, aseguró Stella Calloni a Revista 2016. 


Por: Lilibet Enriquez y Héctor Bernardo

En defensa de la Patria y de la democracia y en rechazo a  los intentos de golpe de Estado de la derecha, organizaciones y movimientos sociales de Bolivia, encabezados por el Movimiento al Socialismo (MAS), iniciaron una marcha desde la localidad de Caracollo, en el departamento de Oruro, hasta la ciudad de La Paz, a donde llegarían el próximo 29 de noviembre, en medio de una gran concentración popular.

La “Marcha por la Patria”, liderada por las organizaciones sociales de los nueve departamentos de Bolivia, aglutina a los sectores populares, mujeres, campesinos, trabajadores y jóvenes que recorren cerca de 200 kilómetros para pedir respeto al voto del pueblo boliviano, que puso al presidente Luis Arce en el gobierno, al ganar las elecciones de octubre de 2020 con más del 55% de los votos, y justicia para las víctimas de las masacres cometidas por el gobierno de facto de Jeanine Áñez en Sacaba y Senkata. 

La movilización popular también es una respuesta al reciente intento de desestabilización con el Paro convocado por los llamados movimientos cívicos y a las declaraciones de uno de los líderes del Golpe de Estado de 2019 y actual gobernador del departamento de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, quien aseguró que el gobierno masista lleva a Bolivia a “un modelo de estado totalitario”, que “ha dañado seriamente a la democracia” y lo responsabilizó de la crisis económica del país.  

En ese sentido, el presidente Arce recordó que durante el año de gobierno de facto de Áñez la economía boliviana cayó 11.1% y generaron una deuda externa e interna de 4.900 millones de dólares.

En un acto masivo previo al inicio de la marcha, Arce aseguró que “el pueblo boliviano marcha para reivindicar y decir que su apuesta es la democracia. Quienes han perdido en las urnas quieren ganar de otra manera”. Además, dijo que si la derecha no respeta la voluntad popular, entonces el pueblo la hará respetar en las calles. 

Igualmente, el expresidente Evo Morales denunció que la derecha pretende dar otro golpe de Estado porque no pueden ganar mediante el voto y aseguró que “el tema de fondo es que la derecha no quiere el Estado Plurinacional, quiere volver al Estado colonial” y que la oligarquía no le perdona al gobierno popular “que hayamos nacionalizado, recuperado los recursos naturales”.

“En ese extraordinario hecho de haber podido constituir una República Plurinacional, esta marcha es decisiva para enfrentar el paramilitarismo fascista de Santa Cruz, que intenta ganar la impunidad por los crímenes cometidos durante la dictadura de Añez, que en un año que destruyó lo construido durante el gobierno del presidente Evo”, explicó a Revisa 2016 la periodista Stella Calloni.

“Esto es lo que se necesita en nuestra América Latina en este momento, las grandes movilizaciones populares, con las que en otro tiempo fue derrotado en las calles y carreteras el neoliberalismo que nos impusieron en esos años en muchos países. Esa acción extraordinaria de Evo Morales, esas caminatas y marchas pusieron a la vanguardia de los movimientos a las comunidades indígenas y campesinas, después de lo cual pasaron a tener una participación activa durante todo su gobierno”, recordó.  

Y enfatizó que “es un gran respaldo para Arce, y también para América Latina, ver marchar tantos kilómetros a un pueblo decidido, que por el camino va recibiendo la solidaridad de quienes menos tienen. Otra vez aflora esa resistencia popular, demostrando por qué el pueblo boliviano logró derrotar en elecciones a la dictadura apoyada por Washington y todo el poder y volver un año después del Golpe. Y que no se puede perder, porque está defendiendo la Patria, la auténtica democracia participativa que consiguió Evo y los inmensos logros de una Bolivia que te abría las puertas de la imaginación para pensar en una América Latina liberada e independizada”. 

En la movilización participa el Pacto de Unidad que aglutina a la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas Indígenas Originarias de Bolivia - Bartolina Sisa (CNMCIOB-BS), la Confederación Sindical de Comunidades Interculturales Originarios de Bolivia (CSCIOB), el Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq) y la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente Boliviano (Cidob). Además, la Central Obrera Boliviana (COB) y otras organizaciones que se sumaron en defensa del Estado Plurinacional y el gobierno electo democráticamente. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias